¿Te duermes durante el día?

En la Clínica OTOSALUD SUEÑO buscaremos la causa de esta somnolencia diurna

Solicita más información

He leído y acepto la política de privacidad

¿Cuál puede ser la causa de la somnolencia diurna?

Las principales causas de una somnolencia diurna pueden ser:

Ronquido infantil

El 10% de los niños ronca sin que, en muchas ocasiones se le dé importancia. Si un niño ronca es necesario descartar que no padezca apneas (pausas respiratorias durante el sueño) o lo que se conoce como Síndrome de Apnea -Hipoapnea del Sueño (SAHS).

Entre un 1,2% y un 5% de los niños roncadores tendrán un SAHS, por lo que el sueño no será reparador, se moverán constantemente, sudarán más y sufrirán múltiples despertares.

Estos niños que sufren apneas del sueño se dormirán durante el día y en ocasiones serán diagnosticados erróneamente de déficit de atención o de problemas de aprendizaje.

Algunos casos presentan una evolución contraria, con hiperactividad y excitación permanente siendo diagnosticados también erróneamente de TDAH (Déficit de Atención e Hiperactividad).

Ronquidos y apneas

El ronquido es el sonido producido por la vibración de las estructuras de la nariz, cavidad oral y faringe con el paso del aire durante el sueño.

Esto puede ocurrir por diversos motivos:

  • Falta de tono muscular de los músculos de la cavidad oral y la faringe.
  • Aumento del tamaño del paladar y la úvula (campanilla).
  • Tamaño excesivo de amígdalas, vegetaciones o de la base de la lengua.
  • Obstrucción nasal, ya sea por desviación del tabique nasal, hipertrofia de cornetes u otro motivo.
  • Sobrepeso u obesidad. Produce un aumento de las dimensiones del tejido del cuello, favoreciendo la aparición del ronquido.
  • El uso de medicamentos para dormir, así como el alcohol, favorecen que disminuya el tono muscular y por tanto aumentan el riesgo de ronquido.
  • Tabaco. Los fumadores presentan una irritación crónica de las vías respiratorias, lo que se asocia con mayor probabilidad de ronquido

La apnea del sueño tiene graves consecuencias para la salud:

  • Cansancio
  • Somnolencia
  • Estrés
  • Irritabilidad
  • Dolor de cabeza
  • Pérdida de memoria
  • Disminución del nivel de concentración
  • Hipertensión arterial
  • Aumento del riesgo de Infarto de miocardio y de accidentes cerebrovasculares,
  • Impotencia en el varón

La palabra narcolepsia significa ataque de sueño.

Estos ataques de sueños se pueden acompañar  de caídas denominadas Cataplejia.

Es  un síndrome de origen desconocido y que siempre conlleva  una disfunción del sueño REM, es decir, esta  fase del sueño se inicia  en un momento que no le corresponde, o al inicio del sueño o después de un despertar nocturno. Por eso estos pacientes suelen  recordar mucho los ensueños.

FRECUENCIA Y CAUSA

Suele ocurrir entre  en 2 a 7 personas cada 10.000, siendo más común en  varones que a las hembras siendo muy variable la edad de aparición desde la preadolescencia hasta  los cincuenta (50 – 60 años), con un máximo alrededor de la segunda década (20-30 años), apareciendo frecuentemente  los primeros síntomas antes de los 35 años.

Su causa  es desconocida y una  vez  que  se inicia es para  toda la vida.

Se sabe que tiene  una base Neuroqímica  implicando el sistema Monoaminérgico.

Al principio sus síntomas no se presentan todos al mismo tiempo sino que puede aparecer primero las crisis de sueño y muchos años después la Cataplejia, por lo que se puede  demorar  el diagnostico hasta  10 años después.

Existe un componente familiar  en la mitad de los paciente con.

SÍNTOMAS CLÍNICOS

Sus principales  síntomas son  la somnolencia excesiva diurna y la cataplejia. Se consideran síntomas auxiliares las parálisis del sueño y las alucinaciones hipnagógicas. La somnolencia afecta al 100% de los Narcolépticos, la cataplejia al 70%, las alucinaciones al 25% y las parálisis solo al 5%.

Los cuatro síntomas juntos solo se ven en el 10% de los Narcolépticos.

Con el paso de los años los síntomas suelen disminuir algo en intensidad pero nunca terminan en desaparecer.

Los pacientes que padecen este problema  sienten la necesidad de dormir de manera inesperada e incontrolada por un corto espacio de tiempo, sobre todo cuando se encuentra relajado.

Cuando esto se presenta en preadolescentes se suele acompañar de  retraso escolar, falta de atención  incuso se llegan a dormir en sitios como una discoteca.

Pueden dormirse en el trabajo e incluso tener un accidente de coche. Se suelen complicar con problemas familiares y no consiguen dominar el sueño que les afecta. Los episodios duran de unos minutos a una hora. Por mucho que el paciente cambie de postura la sensación de somnolencia persistirá hasta que pueda dormir algunos minutos. Ese  corto tiempo de sueño  le reconforta  y le  despeja de manera  significativa.

Al despertarse por la mañana se encuentra despejado pero después de algunas horas de estar despierto empieza a notar la sensación de sopor que persistirá si no consigue dormir algunos minutos.

El paciente suele estar con somnolencia y con  un nivel de alerta bajo durante todo el día, motivo por el acaba con  un bajo rendimiento laboral o escolar y con lagunas en su memoria.

Es la pérdida de fuerza  muscular durante la vigilia y que se  desencadena por una causa emocional (alegría, miedo, sorpresa, etc.).

Puede afectar a una parte  o a toda la musculatura esquelética.

La duración puede estar entre breves segundos y 30 minutos.

Cuando es parcial suele afectar a los músculos del cuello  y a los de la cara.

Esto les impide hablar durante breves segundos.

Pueden también afectar al  tronco y brazos, impidiendo, cuando se produce el ataque, realizar ciertos movimientos.

Cuando la afectación de los músculos es total el paciente  puede caer al suelo de forma brusca siendo esto causa de fracturas y golpes pudiéndose confundir  con  ataques epilépticos.

Las crisis ocurren siempre durante el día.

Pueden tener una presentación diaria o espaciarse en el tiempo y suelen durar unos segundos, y nunca hay  pérdida de conciencia que coincida con las crisis

La cataplejia es el segundo síntoma que se presenta y suele ocurrir entre 3 y 4 años después de los ataques de sueño y puede ser provocada por falta de fuerza similares a los que componen la Fase REM del sueño.

¿Cómo lo haremos?

Mediante una visita que consistirá en conocer cuáles son las principales causas de esta somnolencia (apneas, narcolepsia, depresión, trastornos endocrinos…) y mediante una serie de pruebas que nos ayudarán a encontrar la solución al problema.

¿Qué pruebas podemos necesitar para saber la causa?

  • Estudio del sueño nocturno (polisomnografia)
  • Test de latencias múltiples del sueño (MSLT)
  • Analítica
  • Exploración psicológica

En la Clínica OTOSALUD SUEÑO buscaremos la causa de la alteración del sueño que padeces

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies