Unidad del Sueño

En Clínica Otosalud disponemos de la primera Unidad del Sueño de Castilla-La Mancha

Solicita más información

He leído y acepto la política de privacidad

La Unidad del Sueño de Clínica Otosalud

Las dificultades para conciliar el sueño  y el no dormir es algo común y frecuente entre los  seres humanos.

La actual forma de vida facilita  el padecer   trastornos del sueño, por lo que cada vez las unidades clínicas dedicadas al estudio  son  más  frecuentes y cuentan con más recursos  que nos pueden ayudar. Tiene su origen  en Estados Unidos. La clínica OTOSALUD  SUEÑO  fue pionera en este campo en Castilla-La Mancha siendo la primera  unidad privada  de la región allá por los años 90.

Las unidades de  sueño, como OTOSALUD SUEÑO, son servicios médicos multidisciplinares, normalmente integrados por Neurofisiólogos,  Otorrinolaringólogos, Neurólogos, Psicólogos, Neumólogos y Pediatras, coordinados por un responsable con amplios conocimientos en alteraciones del sueño.

Nuestra unidad, al igual que las más punteras del  país, tiene un elevada  capacidad de diagnostico, mediante los síntomas aportados por nnuestros pacientes  y los estudios de sueño nocturnos (polisomnografías etc ), así como una elevada  capacidad resolutiva en  tratar a aquellos pacientes con una patología relacionada con el sueño.

Podemos tratar  tanto a niños con problemas de insomnio relacionados con sus hábitos de sueño, como a una persona mayor con cualquier alteración  que  afecte  a su  calidad de  sueño como  Síndrome de Piernas InquietasInsomnio,  Narcolepsia y el Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño.

La unidad OTOSALUD SUEÑO está integrada por cuatro médicos, un  psicologo, dos técnicos en polisomnografía y una administrativa. Dispone de cuatro consultas externas donde se realizan las visitas médicas y de un Laboratorio donde se efectúan los estudios diurnos y nocturnos. Dispone de tres dormitorios y una sala de control destinada a los aparatos de registro (polígrafos) y ordenadores.

 

 

El técnico responsable controla en todo momento al paciente a través de un circuito cerrado de video control.

Dada la relevancia de las  patologías del sueño y los avances de los que disponemos  en este campo, en poco tiempo existe  un incremento en la demanda para dar solución  a  estos problemas. En nuestra Unidad, por ejemplo en estos dieciocho años se han realizado  algo  más de  15.000  visitas.

Lo más común  son consultas relacionadas con niños y adultos con insomnio, si bien otra de las  patologías sobre la que más  se nos consulta es  el ronquido y la apnea del sueño.

¿Qué es el sueño normal?

Esta más  que demostrado que  el dormir es una actividad absolutamente necesaria para el ser humano, así como el comer o respirar. Si no dormimos no podemos estar despiertos. Desde siempre han existido problemas relacionados con el sueño, pero sólo últimamente estas alteraciones se les ha dado la suficiente importancia puesto que   modifica y condiciona nuestra existencia.

Infinidad de personas a nuestro alrededor  viven  con somnolencia y fatiga continuas de manera  frecuente. Otros se ven trabajan  cuando su cerebro necesita  dormir.

¿Quién de nosotros no ha sufrido la tendencia a  dormirse cuando está conduciendo?. ¿Cuántos accidentes son debidos a este motivo?.

Las últimas publicaciones al respecto demuestran que el  25% de la población padece alteraciones del sueño y que problema provoca  la prescripción frecuente de fármacos incluso más que otras patologías. Por lo tanto, el hecho de tener una mala calidad del sueño  puede llegar a ser una tortura. El no conseguir un sueño que no se interrumpa y que tenga suficiente profundidad es una de las  causas de uno de los malestares más insoportables  que pueden afectar a una persona durante su  vida. Por lo tanto   los individuos con  despertares frecuentes  o son incapaces de iniciar correctamente el sueño  puede tener  severas repercusiones psíquicas.

¿Por qué dormimos?

El sueño y la  vigilia son funciones cerebrales, que  están sujetas al normal funcionamiento  del sistema nervioso. Hay que dormir, porque si no, no podemos estar  despiertos, y estar despiertos con el fin de poder  dormir adecuadamente. A todo el mundo le ha pasado   que si no duerme bien una noche,  pasará un mal día con fatiga, irritabilidad, falta de concentración etc, pero  no debemos olvidar  que si no pasamos un buen día, pasaremos una mala noche.

¿Para qué dormimos?

Las funciones del sueño son un gran enigma. Tras  estudios de privación del sueño se ha descubierto que:

  • No se puede eliminar el sueño sin substituirlo por otra cosa.
  • El sueño tiene una  gran repercusión sobre todos los órganos del cuerpo
  • Pocas horas de sueño altera de manera relevante  a nuestro propio   ritmo biológico. – Sólo un tercio de las horas de sueño perdidas  se puede recuperar.
  • Recientemente se ha  descubierto  que en tres noches sucesivas somos  capaces de recuperar hasta el 80% de las ondas lentas del sueño normal  y hasta el 50% del sueño REM.

¿Qué hace el cerebro durante el sueño?

El sueño es una función básica en el que tienen lugar modificaciones de ciertas funciones corporales, y relevantes actividades de la mente de enorme importancia para nuestro equilibrio físico, produciéndose cambios hormonales, bioquímicos, metabólicos y de temperatura, insustituibles que durante el día estemos a pleno rendimiento.

Para entender  el proceso del sueño, vamos a  imaginar que bajamos por una escalera con los ojos cerrados.

  • Primero cerramos los ojos y bajamos un peldaño, es decir, estamos dando el  primer paso en dirección hacia la fase 1 del sueño, llamada  somnolencia produciéndose una distensión muscular, una  respiración  uniforme, y en el electroencefalograma demuestra una actividad cerebral más lenta que cuando estamos despiertos, muy parecida a la que tendremos  en la fase REM .
  • Pasados unos minutos, bajamos hacia la fase 2, donde las ondas cerebrales se lentifican algo más.
  • Seguimos bajando hacia un sueño más profundo, llamado sueño lento o fase 3, con ondas cerebrales muy lentas, que ocurre en la primera mitad de la noche dura aproximadamente 1 hora y  donde para despertarnos se necesitan se estímulos altos  para despertarnos.
  • Posteriormente subimos de nuevo un peldaño y pasamos a la anterior  fase 2, y a continuación pasamos a  fase REM (en inglés REM = Rapid Eye Movement) porque durante  esta fase se producen  movimientos de los ojos muy rápidos.

Estas tres fases (1,2,3 y REM) son un ciclo del sueño, y suele tener una duración de unos 100 minutos. Estos ciclos de sueño se repiten en 4-5 ocasiones durante toda la noche. Entre  estos ciclos hay unos 6  pequeños despertares que  en el niño  son muy cortos y en el adulto unos  30 segundos siendo de más tiempo y  más frecuentes en el anciano.

En  primera mitad de la noche hay más tiempo de sueño profundo.

Resumiendo, las particularidades que caracterizan un sueño normal son:

  1. Siempre nos dormimos empezando por la fase 1. Nunca entraremos directamente a una fase REM o a un sueño muy profundo.
  2. El ciclo normal del sueño está compuesto por fases 1,2,3 y REM repitiéndose en unos  90 minutos.
  3. El sueño más profundo ocurre en la primera parte  de la noche unido al  inicio del proceso del sueño.
  4. La fase REM es mas predominante hacia el final de la noche y si nos despertamos en esa  fase es probable que  recordemos lo que hemos soñado.
  5. Durante el sueño, nos despertamos  cerca de un 2% del tiempo total, episodios que no recordaremos al día siguiente.

Durante el día tengo sueño ¿Por qué me pasa?

El tener algo de somnolencia es algo fisiológico. Es como  el hambre o la sed y hay que considerarla  esencial para sobrevivir. La somnolencia, lógicamente, se verá condicionado por el número de horas y calidad del sueño durante la noche. La somnolencia  si aparece en momentos no apropiados podría ser  algo patológico.

Se puede decir  que la Somnolencia Excesiva Diurna (SED) puede ser un síntoma que puede indicar una patología de base. Entonces si tenemos  sueño durante el día no se puede considerar normal y suele ser porque se ha dormido pocas horas o porque las estas son de mala calidad.

La somnolencia excesiva suele ocurrir en  el Síndrome de Apnea Obstructiva del Sueño, el insomnio o los cambios severos en los horarios de sueño y puede provocar graves alteraciones  en el trabajo y con la familia. En gente joven  puede provocar fracaso escolar y trastornos de la conducta. Pero, una cuestión muy  relevante confirmada por innumerables artículos científicos   de la somnolencia excesiva es que aumenta de manera alarmante  el riego de que ocurran   accidentes de tráfico y laborales y suelen ocurrir entre las 2 y las 6  del a madrugada puesto que son las horas de máxima somnolencia con un 87 % de mortalidad  según estudios recientes.

De la misma forma, la disminución de la alerta diurna provoca un creciente  aumento de los accidentes laborales y pérdida en la  productividad laboral. Se puede afirmar que las consecuencias  de la somnolencia excesiva sobre la salud pública son elevada, y los gastos económicos que  se provocan  derivados de esta enfermedad, son importantisimos.

Instalaciones de vanguardia
con personal altamente cualificado

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies