Implante de mentón

Mejora y equilibra las distintas zonas faciales, obteniendo unos resultados muy naturales

Solicita más información

He leído y acepto la política de privacidad

¿Qué es el implante del mentón?

Es un procedimiento quirúrgico en la zona de la barbbilla  para implantar una prótesis de silicona con el fin de  aportar  volumen a la zona  y mejorar  el perfil facial  en pacientes con  mentón retraído. El objetivo es conseguir mejorar y equilibrar las distintas zonas faciales, obteniendo unos resultados muy naturales. Además de   ayudar a tener un mejor aspecto en la zona bucal, los implantes de mentón se pueden utilizar para corregir las deficiencias congénitas y los traumatismos faciales.

La barbilla aporta expresión a la zona facial, los mejores candidatos son aquellos que buscan mejorar el tamaño y forma de su mentón, resaltando así la zona del tercio medio del óvalo facial. Con ello se consigue beneficiar a aquellas personas que tienen un mentón retraído y una nariz prominente.

Por otra parte, un mentón corto altera la armonía del  plano facial y la morfología  de la boca y además da un aspecto antiestetico de cuello poco  profundo.

El aumento de mentón permite  equilibrar y definir la mandíbula y el aspecto de una nariz grande. Este tipo de tratamientos suele ser común combinarlos con una rinoplastia o algún implante de pómulos, logrando así un resultado perfecto.

¿Cómo se hace el implante de mentón?

El tipo de  anestesia suele ser  local , si bien,  puede  ser  general si se  combina  con otra cirugía facial que así lo requiera.

Se realiza una pequeña incisión en la  mucosa del  labio inferior o justo  en la  parte  del mentón que  no se ve. A través de esa incisión se  coloca  la prótesis  justo por  delante  del mentón. Se  comprueba la posición  y se dan puntos de  fijación  tanto dentro de la zona  bucal como  fuera, para garantizar la correcta colocación. Esos  puntos  son reabsorbibles y no dejan  marca.

Tras la intervención, es normal que el paciente sienta molestias, podrá tener pequeños hematomas e inflamación en el mentón y en la cara que después de los primeros días irán desapareciendo. En la zona bucal tendrá los puntos internos que irán reabsorbiéndose a lo largo del tiempo.

El paciente deberá volver a las distintas revisiones tras el tratamiento (aproximadamente a las 48 horas  de la cirugía, 1 semana, 15 días, 1 mes, 3 meses, 6 meses y 12 meses después de la intervención). En algunos casos será necesario un control más exhaustivo que podrá llegar hasta un total de 18 meses.

Al cabo de 2 semanas se puede hacer deporte , pero se debe practicar cada ejercicio con moderación y de forma progresiva.

El inicio de la vida laboral y social se puede hacer al día siguiente, pero si se ha sometido a una implantación de prótesis o a una lipoescultura, debe tener en cuenta que la zona tratada estará ligeramente inflamada durante unos 10 DÍAS

Detalles

  • Tiempo quirúrgico: 1 hora

  • Anestesia: Local y sedación

  • Hospitalización: No requerida

  • Recuperación: 1 semana

  • Resultados: Inmediatos

En Clínica Otosalud somos especialistas en Implante de mentón

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies