Hilos tensores

Con los hilos tensores puedes prevenir el  avance de la flacidez o reducirla notablemente

Solicita más información

He leído y acepto la política de privacidad

¿Qué son los hilos tensores?

Los hilos o hilos mágicos se fabrican  de  Polidioxanona, un material reabsorbible y 100% biocompatible que utilizamos de manera habitual en nuestras  cirugías, es  seguro, no crea  granulomas  y con resultados duraderos.

El objetivo de este tratamiento es la prevención del  avance de la flacidez o reducirla notablemente.

Al ser  introducidos  produce una estimulación de la producción del colágeno, de la  elastina y  de la  fibrosis , es decir: los hilos crean una especie de maya  tensora que le da firmeza  a la  piel y le da  una aspecto más terso.

El objetivo de los hilos es conseguir  paulatinamente un rejuvenecimiento  de la piel de desde las  capas más profundas de la piel a las más  superficiales con el fin de conseguir  resultados naturales  con una piel  más tersa.

Es importante   que  sepa  que en ningún caso consiste  en un relleno ni  cambia la  forma  de la cara, sino que lo que se pretende es mejorar las propiedades del tejido  subcutáneo de tal forma  que  se mejora progresivamente  el aspecto de la piel para  conseguir  un aspecto facial  más  armonioso  y bello.

¿Cómo se hace?

El tratamiento es muy sencillo.

Tras desinfectar la piel  se realiza  la planificación marcando la  dirección de los  hilos  con el fin de  que   cuando  se produzca la  formación  de  colágeno , este  sustente los tejidos en la posición que pretendemos.

Tras aplicar una  crema   anestésica se introducen  los  hilos  según la dirección que hemos  planificado. Se introducen  con unas microcanulas en el tejido  subcutáneo. Se colocan en forma  de malla de tal manera que  con la  formación de colágeno  alrededor del hilo insertado van tensando la piel   En primer lugar se realiza un estudio de la piel donde se va a realizar el tratamiento, de esta manera se lleva a cabo un previo marcaje dividiendo la zona para que se conozca el inicio y fin de cada uno de los hilos. A través del tejido subcutáneo se distribuyen los hilos faciales con una aguja fina, sirviendo estos de guía.

La aplicación de este tratamiento suele durar   unos 40´de duración, y no precisa  hospitalización.  La duración del efecto se estima  dependiendo del tipo de piel entre año  y año   y medio.

Por nuestra experiencia, aconsejamos  combinar con otro tipo de técnicas como el bótox, los rellenos con ácido hialurónico o plasma rico en plaquetas, para ofrecer más vitalidad, brillo y salud a nuestro rostro.

Detalles

  • Tiempo quirúrgico: 30 minutos

  • Anestesia: Local en crema

  • Hospitalización: no se requiere

  • Recuperación: 15 - 20 días

  • Resultados: inmediatos

En Clínica Otosalud somos especialistas en la colocación de hilos tensores

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies